sábado 23 febrero 2019 Nuestra América Contenidos Latinoamericanos

Nuestra América

http://nuestraamerica.info

Ernesto Carmona

El Pentágono es el peor contaminador del planeta

Fecha de publicación: 12 agosto, 2010

El Departamento de Defensa de EEUU es el contaminador más grande del mundo: produce desechos más peligrosos que las cinco mayores compañías químicas estadounidenses juntas, según una de las noticias más censurada nominadas para el informe de Proyecto Censurado 2009/2010 (Censored 2011), que dirigen Peter Phillips y Mickey Huff en la Universidad Sonoma State de California.

Entre las muchas sustancias mortales utilizadas por los militares estadounidenses se encuentran el uranio empobrecido que recubre sus bombas y municiones, pesticidas, defoliantes –como el “agente naranja”–, solventes, petróleo, metales con plomo y mercurio. No existen regulaciones ambientales para las actividades militares de EEUU, que explican el 80% de la demanda energética del gobierno federal. La guerra de invasión a Iraq es responsable de esparcir el equivalente a por lo menos 141 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono desde marzo de 2003 a diciembre de 2007. Esto significa que la guerra emitió más que el 60% de todos los países combinados.

Prominentes médicos iraquíes denunciaron que aumentan los niños que nacen con deformidades y crece el número de gente diagnosticada con cáncer, predominantemente en las ciudades que fueron más golpeadas por los pesados bombardeos estadounidenses y británicos. En Faluya, el 25% de los recién nacidos presenta anormalidades serias por encima de los rangos congénitos, como tumores cerebrales y defectos en el sistema nervioso. En Babail, al sur de Bagdad, los casos diagnosticados con cáncer subieron, a partir de 500 en 2004, a 9.082 en 2009. En Basra, fueron divulgados 1.885 casos de cáncer en 2005, 2.303 en 2006 y 3.071 en 2007. Muchos expertos creen que la alta tasa de casos de cáncer y defectos de nacimiento son el resultado de las cantidades masivas de uranio empobrecido utilizadas en las bombas estadounidenses y británicas.

La herencia de guerra estadounidense continúa contaminando y matando. Por ejemplo, todavía explotan y matan con frecuencia a los ciudadanos de Vietnam una variedad de bombas, proyectiles de artillería, cohetes, minas terrestres, granadas y otro tipo de artillería que nunca detonó. El legado explosivo abandonado por los estadounidense ha matado millares de seres humanos.

Expansión militar imperial

El imperio estadounidense continúa expandiéndose, instalando nuevas bases militares por todo el mundo. Y, a la vez, renueva y amplía sus instalaciones antiguas, sin que la gran prensa publique esas noticias y menos difunda las protestas, como la manifestación de 17.000 personas que el domingo 16 de mayo de 2010 unieron sus manos alrededor del perímetro de 4,9 kilómetros cuadrados de la Base Aérea del Cuerpo de Infantes de Marina de EEUU en Okinawa, en el sur de Japón, en protesta por su presencia en esa isla. La base está en medio de la ciudad de Ginowan, de 93.000 habitantes.

En la isla Guam, en el Pacífico, EEUU planea un enorme rearme militar por valor de unos 15 mil millones de dólares, en un proyecto que convertiría sus 50 km de largo en un eje importante para las operaciones militares en ese océano. Este plan se ha descrito como el rearme militar más grande de la historia reciente y podría trasladar a 50.000 nuevos habitantes a esa minúscula isla. Además, la marina de guerra desarrolla un plan de acción de cinco años para ampliar las operaciones de la flota estadounidense en el Ártico. La US Navy cree que hacia 2030 el Océano Ártico será de aguas abiertas y planea utilizar la apertura de tierra y océano para incrementar el transporte, la investigación y el crecimiento demográfico.

EEUU incluso está cambiando la naturaleza las armas. La base submarina de Trident, en Bangor, estado de Washington, anunció un programa para utilizar delfines y leones marinos en tareas de seguridad. Un aviso publicitario de la marina de guerra reconoce que los animales serán utilizados para ahuyentar a buceadores y nadadores que incidentalmente penetren en las aguas circundantes.

En agosto de 2009, el gobierno de Álvaro Uribe se confabuló con EEUU para la instalación de 7 nuevas bases militares en Colombia: tres bases aéreas, Malambo (Atlántico), Apiay (Meta) y Palanquero, en Puerto Salgar (Cundinamarca); dos bases navales (Cartagena y el Pacífico) y dos del ejército en Tolemaida (Tolima) y Larandia (Caquetá). Estas instalaciones convierten a Colombia en un gigantesco portaaviones estadounidense y amenazan no sólo a Venezuela, Ecuador, Bolivia, Nicaragua y Cuba, sino a toda la región e incluso al África. Desde Palanquero, “casi la mitad del continente puede ser cubierto por un avión de transporte militar C-17 sin recarga de combustible”, señaló un documento del Comando Aéreo de Movilización de EEUU titulado ‘Global of route strategy’ (Estrategia de ruta global), presentado en un simposio en la base aérea de Alabama. “La única intención de Estados Unidos es crear un posicionamiento militar estratégico en la región”, afirmó Susana Pimiento, directora de la ONG Movimiento de Reconciliación de Colombia (FOR, por su sigla en inglés).

En Colombia ya operaban tres bases militares de EEUU: 1) la Base de Arauca, oficialmente una instalación para combatir el narcotráfico pero también un punto estratégico para el monitoreo de la zona petrolera en la vecina Venezuela; 2) la Base de Larandia, que atendía helicópteros de EEUU pero dotada con pista de aterrizaje para bombarderos B-52, con capacidad operativa que sobrepasa el territorio colombiano y posibilita incursiones aéreas a casi todo el continente; y 3) la Base Tres Esquinas, útil a la estrategia militar de tropas de combate estadounidenses, se emplea para operaciones terrestres, fluviales y de helicópteros tácticos. Convertida en un punto estratégico para ataques contra la guerrilla, permanentemente recibe armamento y logística.

Con la anuencia de la Asamblea Legislativa, Costa Rica –que teóricamente no posee fuerzas armadas– se convirtió en una gran base aérea, naval y militar de EEUU. El gobierno de Laura Chinchilla renovó y extendió en julio de 2010 un convenio militar de hace 10 años que permite la presencia de tropas, equipos y armas de EEUU para “colaborar con la Guardia Policial en el patrullaje de las costas”. Inmediatamente llegó al país centroamericano gran parte de la IV Flota de EEUU –reactivada en la región en 2008, tras 60 años de inactividad–, con 7 mil soldados, 46 navíos de guerra – incluidos 2 portaaviones–, 200 helicópteros, 10 aviones y 2 submarinos. Esta abrumadora presencia militar podría extenderse hasta 5 años y probablemente traerá consigo la ampliación de la base Liberia, que ya existe en Costa Rica y funciona como centro operativo para la parte continental de Centro América, y utilizada a menudo para actividades confidenciales, secretas.

Cinturón de guerra en Latinoamérica

Con el pretexto de la “lucha anti drogas”, en América Latina operan miles de tropas estadounidenses que en todos los países gozan –por tratados bilaterales– de inmunidad similar a la de los diplomáticos, que les permite impunidad en la comisión de crímenes, violaciones y otros delitos frecuentes entre los uniformados de EEUU. Sin embargo, no disminuye el narcotráfico, un negocio de decenas de miles de millones de dólares, cuyo epicentro está en EEUU, el principal mercado de las drogas en esta parte del mundo.

El Comando Sur de EEUU –hoy a cargo del general Douglas Fraser y radicado en Miami– todavía mantiene la Escuela de las Américas (SOA, por su sigla en inglés), trasladada de Panamá a Fort Benning, Georgia, y ahora llamada Instituto de Cooperación Hemisférica. Desde 1946 a 2004 la SOA entrenó más de 61.000 militares latinoamericanos en técnicas de tortura y combate de comandos e inteligencia militar. Hoy, cada año continúa preparando a casi 1.000 soldados y policías de la región.

En el Salvador opera la Base Comalapa, concebida como “Punto de Avanzada de Operación” (Forward Operation Location, FOL), un diseño de centros de “movilidad estratégica” para tropas aerotransportadas de despliegue rápido y “uso de fuerza decisiva” en guerras relámpago. EEUU utilizaba esta base para monitoreo satelital de apoyo a la base aeronaval de Manta, en el Pacífico de Ecuador, desalojada en noviembre de 2009 por el Presidente Rafael Correa y sustituida por EEUU con las 7 nuevas bases en Colombia, donde se reinstalan sus operaciones como plataforma logística de inteligencia militar para desplegar acciones coordinadas por el Comando Sur del Pentágono.

En Honduras, EEUU posee la Base Soto Cano, ubicada en Palmerola. También opera como estación de radar y proporciona apoyo de entrenamiento aéreo, a la vez que monitorea cielos y aguas de la región en misiones de helicóptero. En esta base se congregaron las tropas que depusieron al presidente Manuel Zelaya, durante la noche del 27 al 28 de junio de 2009.

En Perú, EEUU tiene dos bases militares, Iquitos y Nanay. Teóricamente pertenecen a las fuerzas armadas peruanas, pero fueron construidas y usadas por soldados estadounidenses que operan en la zona fluvial Nanay-Amazonía Peruana.

En Paraguay, provincia de Boquerón, en el Chaco, existe la gran base aérea Mariscal Estigarribia, entregada a EEUU en mayo de 2005 por un tratado con el gobierno de ese país. Su pista para despegue y aterrizaje de grandes aviones es más grande que la losa del aeropuerto internacional de Asunción.

Provocaciones aéreas contra Venezuela

La base naval más grande de EEUU en el Caribe está en Guantánamo, a 64 km de Santiago de Cuba, la segunda ciudad del país, y a 920 km de La Habana. Estados Unidos tomó posesión ilegalmente de Bahía de Guantánamo en 1903, apoderándose por la fuerza de un área de 117,6 km cuadrados, que incluyen 49,4 km de tierra firme, agua y pantanos, en un territorio delimitado por una línea de costa de 17,5 km.

Aruba y Curaçao, colonias caribeñas de Holanda, dos islas prácticamente pegadas a Venezuela, albergan dos bases FOL de EEUU, instaladas en los aeropuertos internacionales Hato (Curaçao) y Reina Beatrix (Aruba). Allí operan centenares de hombres que atienden una flota de F-16, F-15, aeronaves de reconocimiento, aviones comunicacionales AWACS, tanques volantes de combustible, aviones de patrullaje marítimo y otras naves. Venezuela denuncia frecuentes violaciones de su espacio aéreo por aeronaves de guerra que operan en estas islas prácticamente entregadas a EEUU por el Reino de los Países Bajos. El gobierno de Hugo Chávez protestó formalmente por tres incursiones aéreas estadounidenses realizadas desde su jurisdicción y exigió el cese de lo que llamó provocaciones. “Las tres incursiones ilegales de esta aeronave militar ocurrieron entre los días 4 y 7 de julio de 2010, y fueron detectadas por los sistemas de vigilancia y defensa aérea de Venezuela, a pesar de que la aeronave implementó técnicas para ocultar su posición e identificación”, dijo la cancillería de Venezuela. El acoso militar desarrollado por EEUU alrededor de su territorio obliga a Venezuela a distraer importantes recursos en armamento y preparativos para una eventual agresión armada promovida y dirigida por Washington.

También existen informes de prensa sobre planes de EEUU para instalar una base en Brasil con el pretexto de la “lucha antidrogas”. El jefe del Pentágono, Robert Gates, anunció en abril de 2010 su deseo de concretar una instalación conjunta en Río de Janeiro para “vigilar el tráfico de drogas en la región”, pero enfocándose al Atlántico Sur, con un eje entre Estados Unidos, Portugal y Brasil para la cooperación multinacional “contra el tráfico de drogas y el terrorismo”.

El martirio de Vieques

En Puerto Rico todavía existe la herencia contaminante de la base naval de la isla Vieques. Durante la II Guerra Mundial, EEUU convirtió al 75% de esta isla de 35 km de largo en campo de tiro para ejercicios de bombardeo aéreo y durante 60 años la utilizó para experimentar armamentos químicos y biológicos. También sirvió de “portaaviones” para lanzar invasiones y agresiones internacionales, almacenamiento de armas, centro de espionaje, de radar, base de operaciones clandestinas y lugar de entrenamiento.

En 2003, a consecuencia de un movimiento de protesta iniciado en 1999, después que una bomba erró su blanco y mató al guardia civil David Sanes, esta base y los cuarteles del ejército, marina y fuerzas especiales se trasladaron a Texas y Florida, pero todavía continúan actividades militares. Las maniobras castrenses y los experimentos dejaron una profunda huella en la salud de los habitantes. Un estudio difundido a fines de 2003 reveló que las cabras viequenses tienen de 24 a 50 veces más niveles de plomo que las cabras del resto de la isla, y 5 a 7 veces más cadmio, aluminio y cobalto, a causa de las prácticas militares de EEUU. Entre los efectos del cadmio se encuentran la hipertensión, cáncer y diabetes. En muestras tomadas de plantas de gandul que se encuentran entre la población civil de Vieques se encontró una concentración de metales 3 a 4 veces más alta que en otras partes de Puerto Rico. El microbiólogo ambiental Arturo Massol solicitó al gobierno central y a la administración municipal de Vieques que la isla se declare “en estado de emergencia de salud pública”.

Los habitantes actualmente continúan luchando para que se reconozcan los daños a la salud causados por las maniobras militares y se descontaminen los antiguos terrenos de la marina de guerra. El ex policía militar Hermógenes Marrero, quien estuvo asignado al campo de tiro de Vieques, participa como testigo en una demanda del 75% de los habitantes de la isla contra el gobierno de EEUU. “Iba al campo de tiro e inmediatamente mi nariz comenzaba a sangrar. ¿Me preguntaba, por qué estoy sangrando? Cuando salía del campo de tiro, se detenía. Pero, al regresar podía tener que vomitar, me daban diarreas, dolores estomacales todo el tiempo. Dolores de cabeza, tremendos dolores de cabeza”, recordó Marrero, de 57 años, en una entrevista con CNN a comienzos de 2010.

“Yo regué la isla de Vieques con armas químicas”, confesó en 2009 Marrero, quien está legalmente ciego, tiene el síndrome de Lou Gehrig y ha sufrido cáncer de colon en dos ocasiones. Lo han sometido a 12 operaciones, 7 de ellas de intestinos, y últimamente le diagnosticaron un cáncer no operable. “Sí, regaron armas químicas y el que las regó fui yo. Le debo una disculpa al pueblo de Vieques. Me siento a veces y lloro. No sé cómo pedirles perdón porque he enfermado a mucha gente. Ellos (los viequenses) saben que lo hice y me arrepiento”, dijo a la AP con voz entrecortada por el llanto.

“Ellos (la Marina) quieren que yo me muera, no me quieren ayudar. ¿Por qué no me quieren dar beneficios si saben que me enfermé allí?”, preguntó. El Departamento de Defensa se niega a reconocer que sus enfermedades se deben a su exposición al armamento químico y biológico que se experimentó en la isla. Relató que todos los días, entre las 3 y las 4 de la madrugada, mientras la gente dormía, abordaba un jeep equipado con una máquina fumigadora y rociaba químicos por las áreas civiles, supuestamente para matar plagas e insectos, pero afirmó que también murieron perros, gatos, pájaros y vacas. La situación de salud de los viequenses y sus reclamo legales también fueron acogidos en un reportaje de la revista Time, en septiembre de 2009.

Nota:
Este tema fue investigado para Proyecto Censurado por los estudiantes Dimitrina Semova, Joan Pedro y Luis Luján, de la Universidad Complutense de Madrid (España); Ashley Jackson-Lesti, Ryan Stevens, Chris Marten y Kristy Nelson, de Sonoma State University; Christopher Lue, del Indian River State College; y Cassie Barthel, de St. Cloud State University. En la validación académica participaron Ana I. Segovia, de Universidad Complutense de Madrid; Julie Flohr y Mryna Goodman, de Sonoma State University; Elliot D. Cohen y Thomas I. White, del Indian River State College; y Julie Andrzejewski, de St. Cloud State University.

Fuentes:
–Can You Identify the Worst Polluter on the Planet? Here’s a hint: shock and awe, Mickey Z, Planetgreen, 11 August 2009 http://planetgreen.discovery.com/tech-transport/identify-worst-polluter-planet.html
–Pentagon’s role in global catastrophe, Sara Flounders, International Action Center, http://www.iacenter.org/o/world/climatesummit_pentagon121809/
–El papel del Pentágono en la catástrofe mundial, Sara Flounders, La Haine, 14 de enero de 2010 http://www.lahaine.org/index.php?p=42649
–Le rôle du Pentagone dans la catastrophe mondiale, Sara Flounders, Michelle Collon Info, 6 Janvier 2010 http://www.michelcollon.info/index.php?view=article&catid=6&id=2463&option=com_content&Itemid=11
http://www.planethazard.com/
–Add Climate Havoc to War Crimes: Pentagon’s Role in Global Catastrophe, Sara Flounders, International Action Center, 12/18/2009
http://www.iacenter.org/o/world/climatesummit_pentagon121809/
–Cancer-The Deadly Legacy of the Invasion of Iraq, One World. New America Media, January 6, 2010
http://news.newamericamedia.org/news/view_article.html?article_id=80e260b3839daf2084fdeb0965ad31ab
http://english.aljazeera.net/news/middleeast/2009/10/2009101213552137511.html
http://www.commondreams.org/headline/2010/01/06
–Guam Residents Orgainze Against US Plans for $15 billion Military Buildup on Pacific Island Source: Democracy Now! 10/09/2009
Reporter: Juan Gonzalez interviews: Julian Aguon, http://www.democracynow.org/2009/10/9/guam_residents_organize_against_us_plans
–Title: U.S. Plots Arctic Push New Source: The Ottawa Citizen (Canada), por Ian MacLeod, November 28, 2009:
http://www.ottawacitizen.com/technology/navy+plots+Arctic+push/2278324/story.html
–Vietnam Still in Shambles after American War, por Nick Turse, In These Times, May 2009
http://www.inthesetimes.com/article/4363/casualties_continue_in_vietnam/
–Dolphins, Sea Lions to Defend Navy Base” – Military.com.Web. 20 Nov 2009 http://www.military.com/news/article/dolphins-sea-lions-to-defend-navy-base.html?col=1186032310810
– “U.S. Navy Marine Mammal Program” Wikipedia, the free encyclopedia. Web. 20 Nov. 2009. http://en.wikipedia.org/wiki/U.S._Navy_Marine_Mammal_Program
–White, Thomas I. In Defense of Dolphins. 10 Mar 2008. Web 20 Nov 2009. http://books.google.com/books?id=3gOsAIWK0CAC&pg=PT197&lpg=PT197&dq=dolphin+human+contact+ethics&source=bl&ots=UMAhmJzqcr&sig=89-H3Qv9S7h0s2C-BuqXSGwkJtw&hl=en&ei=EkEHS5roA4Gvtge7_-W8Cg&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=2&ved=0CAoQ6AEwAQ#v=onepage&q=dolphin%20human%20contact%20ethics&f=false
–http://www.elnuevodia.com/danosenviequesacamparanatencionenmediosestadounidenses-667227.html
–http://observadorglobal.com/yo-rocie-quimicos-sobre-vieques-n3185.html
–http://www.ecoportal.net/content/view/full/23523

Última modificación: 12 de agosto de 2010 a las 14:58
Hay 0 comentarios
captcha
Quiero ser notificado por email cuando haya nuevos comentarios.